domingo, 25 de enero de 2015

Capacidad de asombro


Me he dado cuenta de que se va perdiendo con la edad la capacidad de asombro, lo bueno de tener pubertos en casa es que se recupera muy rápido.
Ayyyy, mira Ma, que bebe tan hermoso!! Ayyyyy sus cachetes, esta cacheton hermoso! Mira su papada, esta divina! Ayyyyy que chiquitito, me lo como! Esta divinoooooo. 
Yo solo vi un bebe bonito y cacheton, pero no desmayo tan fácilmente.
Mamaaaaaa, con anilina se cambia el color de una flor blanca! Y lo más interesante es que si metes un huevo cocido en vinagre se hace de goma!! Woooow!
Ok, eso si me asombro y me reí a mas no poder.
Mira Tía, este juego esta increíble, no sabes que gráficas, que historia, esta lo máximo Compras mansiones, coches, islas ¿no sabes? ¡tengo un imperio!.
Yo solo veo un juego que me marea.
¡Woooow! Esta bocina tiene los bajos más increíbles, cuenta con Bluetooth, el diseño es (un palabra que ni me acuerdo, ni entiendo y es nueva para mi) y hace juego con los audífonos que tengo de la misma marca y se oye de no inventes, ven, escúchala, no sabes el sonido que reproduce, no hay otra igual.
Yo, solo escucho una bocina con música que no me gusta a todo volumen.
Me encanta que se sorprendan y encanten con cosas o situaciones de la vida diaria, se me quita lo grinch y me sacan varias sonrisas y uno que otro susto, hoy por ejemplo estaba todavía dormida cuando mi hija vio por la ventana y subió el tono de voz: Mamaaaaaa
Obvio ¡yo salte!
-¿que paso?
¡Mira ese perro parece caballo! (Un hermoso Gran Danés paseando)
Si mi reina, esta divino (el susto fue lo que no me gusto nada).
Ahora yo me asombro con las puestas de sol y las personas amables, con la energía que aún tiene mi perrita de trece años, con una sonrisa inesperada, con las llamadas de amigas que ya no frecuentas, con los silencios esperados,el tener una platica tanto ligera como profunda, me encanta compartir y ver como realiza la gente que quiero sus sueños, me sorprende cuando los muchachos se ayudan entre si ya sea con las tareas o cuidándose unos a otros en las escuelas y en las fiestas, pero sobre todo me asombro de ver como de una vanalidad como una bocina pasan a la emoción de una lagrima que les brota del corazón por cargar a un primo o a un sobrino recién nacido por primera vez, cuando quieren donar sangre a un buen amigo y no pueden por ser menores de edad,si, esa dualidad de lo vanal a lo emocional es lo que me llena de sorpresa y de amor por todos ellos.




Publicar un comentario