lunes, 12 de enero de 2015

Despacio que no voy de prisa

Si hay algo de lo que estoy convencida es de que lo que antes era prioridad hoy ya no lo es, a ver me explico, antes estar fuera de casa  el domingo a las 10:30 am era muy importante, yo antes quería ir a Misa, al cine, a comer y terminar los pendientes antes de las seis para llegar a descansar y poner todo listo para el colegio el día siguiente, hoy ya no tengo prisa, que descansen, a lo mejor el libro que estoy leyendo lo retomo en la mañana y no en la noche, ya no importa, lo que realmente es relevante es estar juntos, tranquilos, si nos falto hacer algo, ni modo se hará otro día, he comprendido que ir por la vida así ,corriendo, no tiene sentido solo me agobia y por consiguiente también a mi familia, hoy no tengo prisa de nada en ningún aspecto, al contrario con llegar a tiempo a donde voy, es suficiente.
Hay que sumar momentos no listas por hacer, hoy por hoy es mas importante no deber tiempos ya que no son muchos, como dicen calidad no cantidad, recuerdos amorosos que se queden en el alma y no en las prisas, sobremesas largas y no mas "fast food", teléfonos apagados y miradas sostenidas, esas en las que se adivinan los sentimientos y se tocan los corazones.
A los 40 de pronto, rápido, me di cuenta, que mi vida la voy a vivir despacio, con tiempo, a mi ritmo, sintiéndola y no resintiendo los momentos ya perdidos, nada ha terminado y lo mejor esta por comenzar.


Publicar un comentario