jueves, 29 de enero de 2015

México en la Tragedia.


Hoy nos toco vivir una experiencia muy triste, la explosión de una pipa de gas en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa.

México, eres grande en las tragedias, dos horas de fila de espera para donar sangre en el hospital para los bebitos ya que el area que se derrumbó fue precisamente la de los cuneros.
Que angustia la de los padres, abuelos, tíos y sobre todo las recién estrenadas Madres al no saber de sus bebes, o todas esas personas que fueron de visita al hospital y que no supieron que paso ni a que hora paso.

El binomio creado por los rescatistas y perros para detectar víctimas siempre ha sido y será exitoso, los protocolos de atención y normatividad han sido efectivos, los Médicos prestos y acertados.

La Fundación Michou y Mau siempre presente, la Sra.Virginia Sendel siempre amorosa bajo la tragedia, dentro de la propia. 

Los vecinos han donado comida a los héroes instruidos y a los improvisados, la mayoría de la población ha sido empática y eso es una bendición dentro de tanta desgracia.
No queda mas que rezar en la religión que cada quien profese para que todas las personas que por desgracia murieron ya se encuentren en paz y que los familiares que resultaron afectados salgan con pronta resignación de este evento tan desafortunado, que no queden mas familias destruidas o sumidas en la desgracia, que ya nadie este enterrado bajo varillas o concretos, que los que se encuentren graves dada la magnitud de la explosión salgan pronto del dolor físico y emocional, que las urgencias terminen y los lesionados estén en sus casas con sus familias retomando sus vidas de forma satisfactoria.

Mi deseo en este blog es que Dios se haga presente y la luz ilumine el camino mas obscuro que se encuentre, que los desaparecidos encuentren pronto identidad y que ningún bebé quede en el desgarrador grito de la orfandad.

Dentro de tanta sorpresa y tragedia me enorgullece una vez mas ser Mexicana, nuestra sangre, nuestro orgullo siempre será este, la unión y entrega a nuestros hermanos en los momentos mas duros, el apapacho entre almas, las manos entrelazadas y entregadas hacia los demás para lograr un bienestar ajeno, ojalá que para cuando salga el sol, todos estén con sus familias y los bebes en los brazos de sus Madres y sus Padres.

La labor de saneamiento y escombros, eso ya es trabajo del gobierno, veremos como reaccionan nuestras autoridades.

A los 40 me sigue impresionando y si, me llena de esperanza este ejemplo de amor y unión para nuestras nuevas generaciones. 

Jovenes, esta es nuestra gente, sin clasismos, solo almas unidas y en comunión. Aprendan.

Mi reconocimiento, orgullo y respeto a todos los que por hoy son héroes en cualquier forma que tengan.


Publicar un comentario