jueves, 26 de febrero de 2015

Entre Luz y Sombras


¿Alguna vez te has sentido que vives entre sombras? 
Si es así, asómate que afuera hay luz.

Si a tu familia no le hace falta ningún miembro y todos están sanos o alguien esta enfermo pero en vías de recuperarse, entonces hay luz.

Si tienes amor y una mano cuando estas perdido, hay luz.

Si en tu enfermedad hay quien te abrace, hay bendiciones y por lo tanto, hay luz.

Si tienes un techo donde vivir y observas dormir a tus hijos cobijados dentro de sus camas, hay luz.

Si te sientas a la mesa rodeada de personas con las que puedes hablar no importa de que, con el solo hecho de compartir el pan y la sal hay luz.

Tienes un trabajo que te paga por tu esfuerzo y puedes mantener a tu familia entonces hay luz.

Cuando por las noches elevas una plegaria al cielo, en esa creencia, en esa fe, por mas sombrío y frío que este el panorama, se te regala una luz de esperanza.

Dicen que cuando pasa la tormenta llega la calma, no te preocupes, todos tenemos días, semanas, meses y hasta a veces años malos, pero todo pasa y al final hay luz.

La Fe, confianza, amor, familia, abrazos, sonrisas, momentos que atesorar, todo eso que esta guardado en tu corazón es lo que va a iluminar tu camino, además recuerda que no estas sola, siempre va a haber alguien que te acompañe en tu difícil andar y ahí también hay luz.

A los 40 todas hemos estado alguna vez entre el miedo y la sombra de la incertidumbre, no es bonita ni agradable, pero recuerda que por cada puerta que se cierra siempre va a haber una ventana que se abre donde va entrar el sol a inundar de luz tu camino.

Publicar un comentario