miércoles, 4 de febrero de 2015

La Maleta

Todos tenemos una maleta que cargar, dentro, se encuentran las historias de vida, la mayoría son propias y algunas personas llevan hasta las ajenas.

En la maleta además de recuerdos se cargan obligaciones, cosas inevitables que pueden gustar o no y responsabilidades, esas que uno aprende y que con amor hace.
También se llevan los cargos de conciencia y esta en uno mismo sacarlos si es posible o dejarlos que pesen como piedras.

Otra carga que se lleva el orgullo, este es una arma de dos filos, el orgullo bien entendido, el que nos regalan nuestros esfuerzos que nos llevan al éxito y el orgullo mal aplicado, el que nos da rencor y nos aleja de las personas, esa también es una decisión de carga.

Dentro de nuestra maleta en este viaje de ida, además de las alegrías también se llevan penas,   unas provocadas por la vida misma y otras por nuestra terquedad de aferrarnos a momentos ya pasados y no superados, esa también es opcional.

Hay que ayudar a hacer la maleta a quienes amamos, con cuidado de no meter nuestras pertenencias dentro de ella, pero ojo, tampoco hay que llenar la nuestra con lo que dejan fuera, sobre todo con lo que nos hace daño, esa se puede quedar en la de ellos si es lo que desean.

La tarea de nuestra maleta es llenarla de situaciones de vida presentes y la ilusión del futuro, cosas lindas, sonrisas y cuadernos donde apuntar los buenos momentos por vivir, no hay que seguir cargando piedras ni arrastrando pesares porque entonces ya no va a caber nada, lo malo hay que tirarlo, deshacernos lo mas que se pueda de lo negativo para que al cargarla sea ligera, para que al llenarla no sean kilos de pesar sino kilos de alegrías, todas bienvenidas y muy bien valoradas.

No hay que olvidar empacar el valor y el agradecimiento, uno nunca sabe cuando se puede utilizar.

Qué la maleta valga la pena el viaje, no importa el tamaño si lo contiene nos hace feliz.
A los 40 mi maleta se llama corazón y espero poder llenarla de esperanza y momentos de alegría, para que su latir siempre sea armonioso.

Te invito a iniciar el viaje revisando que es lo que llevas en tu equipaje.

Tampoco olvides la compañía, si es la correcta,hará de tu aventura la mejor de tu vida.





Publicar un comentario