sábado, 25 de abril de 2015

Creer es importante.


Creer, en lo que sea es una ventaja por llamarlo de alguna manera, creer es importante para todo el mundo.

Hay distintos tipos de creencias.

En las personas, cuando yo creo en ellas, en su bondad,en su lealtad, yo respondo igual, creo que no hay nada mejor que la confianza, el amor y la igualdad.

Creo en Dios, en su protección, en sus enseñanzas, no creo en un Dios que te da pruebas, yo creo en mi Dios que me da fortaleza en los momentos más obscuros y críticos, lo se,lo he vivido, hay situaciones que no he podido controlar y que me llenan de dolor o angustia pero por medio de mi fe en El he salido adelante, a veces son momentos que no se pueden mejorar o cambiar, pero se que nunca voy a estar sola, solo es cuestión de creer y abrir el corazón para que las cosas cambien, te cambien por dentro, no importa si hay tristeza o te da felicidad, Dios es el cambio y yo creo en El.

Creo que la palabra que doy siempre la he cumplido, no hay como ser leales a nuestras ideas y valores, también se que cuando no puedo cumplir, tengo el valor de arreglar las cosas, no hay que ir por la vida lastimando o rompiendo sueños.

Creo en la empatía, estar en los zapatos de otros te ayuda a comprender a los demás y te ayuda a crecer junto con los que amas como personas.

Creo que hay todavía gente valiosa, que llena de paz y armonía el mundo, no hay que buscar mucho, solo hay que voltear y aprender a ver y sentir el amor que otros te dan y puedes corresponder.

A los 40 creo, y es maravilloso vivir así. ¿No lo crees tú también?

Publicar un comentario