viernes, 10 de abril de 2015

Rumbo al éxito

Perseverancia y Éxito. 

"Estoy convencido que la mitad de lo que separa a los emprendedores con éxito y los que no tienen éxito es la pura perseverancia. Es tan difícil, pones tanto de tu vida en esto, hay momentos tan duros en que la mayoría se da por vencida, no los culpo, es muy difícil y consume gran parte de tu vida. (…) A menos que tengas mucha pasión en lo que haces no vas a sobrevivir, vas a darte por vencido." Steve Jobs


 
El éxito viene acompañado de una gran actitud, de determinación, de las ganas que le pongas a lo que haces, pero sobre todo de la preparación que tengas para poder lograrlo. 

No me mal interpretes, no hablo solo de la preparación académica, he conocido muchas personas con maestrías y demás estudios que nada mas no han hecho en nada en la vida, digo, también es importante pero lo es mas que estés preparado emocionalmente para lograrlo.

Hay que tener muy claro los ideales y trazar un plan para alcanzar tus objetivos, aprende a delegar en otros para que no te desvíes del objetivo.

El éxito no se da solamente en el trabajo que tengas, también lo es en el ámbito familiar y social, aquí siempre hay que tener comunicación y aprender a ceder un poco o a lo mejor mucho para que todo marche de una forma estable, armoniosa y con respeto, que te de como resultado una gran paz interior y una gran felicidad a nivel personal.

Hay que saber aprovechar el momento y detectar en que te destacas para ser alguien sobresaliente en lo que te propongas, a lo mejor te gusta nadar y la realidad es que nadas como un pato, o te encanta cantar y todos corren cuando lo haces,pues entonces no va por ahí, pero por ejemplo, que tal que cocinas riquísimo o eres buenísima en las matemáticas, es ahí donde tienes que enfocar tus habilidades, en lo que te puede dar un empoderamiento para salir adelante.

Ya se, definitivamente hay que seguir nuestros sueños, esta bien, de eso se trata la vida de soñar y  lograr, yo seguí los míos, pero se objetivo a la hora de seguirlos, no vaya ser que te pases la vida persiguiéndolos y no alcances nada. 

Tus sueños deben de ser metas alcanzables.

A los 40 creo que el verdadero éxito radica en los pequeños grandes detalles de la vida como por ejemplo ver a tus hijos sonreír y jamás dejar de visualizarte en lo que luchas, ser optimista siempre y que en tu paso nunca dejes de ayudar a los demás a obtener su propio éxito.


Publicar un comentario