domingo, 2 de agosto de 2015

Abortos y órganos en venta, un horror actual.

Abortos y órganos en venta, un horror actual.

Existen momentos sórdidos y no entendibles, acontecimientos que no deberían de ser, ni de darse a conocer, vamos ni siquiera deberían de existir.

¿Porqué digo que no deberían de darse a conocer? Porque pienso que solamente le da ideas a las personas que son malas, sin valores, sin prejuicios, sin moral, sin religión, sin creencias o simplemente son personas inestables, solas, débiles tal vez que se dejan influenciar por otras que si son malévolas, porque para mí todo esto es algo malévolo, perverso, vacío.

Tengo dos semanas dándole vueltas al asunto, he leído varios artículos de mujeres que en pleno derecho de su cuerpo por llamarlo de alguna forma se someten a abortos y los doctores que los ejecutan al final acaban vendiendo los órganos de estos pequeños seres, que en definitiva, no son células, son perfectos y chiquitos seres humanos en proceso de desarrollo.

Sé que muchas personas me dirán que las mujeres tienen derecho sobre su cuerpo, yo pienso que en lo que se refiere a un bebé, es otro cuerpo, otro ser, ES un bebé, NO ES UNA OPCIÓN, pero siempre existe la oportunidad de darlo en adopción.

Lo digo claro, fuerte, de forma muy abierta, estoy a favor de la vida y no puedo entender como hay personas que se dedican a lucrar y a establecer un negocio a costa de estos pequeñitos, que no se respeten sus indefensos cuerpos, que no exista una mamá que los defienda a capa y espada.

Lo dije la semana pasada cuando mataron al rey León Cecil, yo sé que no se compara la muerte de un animal con la de un ser humano pero al final del día de lo que estamos hablando es el respeto a cualquier forma de vida y si lo vemos desde un punto de vista frío, las dos se me hacen una vil cacería, una para un trofeo, por ego y por vanidad y la otra se me hace un acto horrible de asesinato para poder ganar dinero.

Insisto, como sociedad estamos viviendo como si nada ocurriera, no evolucionamos, ¿que ejemplo le estamos dejando a los niños?  Un mundo donde a un bebito se le quitan los órganos y se venden al  mismo tiempo que se le arranca literalmente de las entrañas de su madre sin compasión, donde ya se pierde de vista el ser humano y se le concibe como un objeto de transacción económica.

Con religión o no, esto es un crimen, desde cualquier punto de vista que se aprecie y así como todos nos unimos para festejar la victoria de algún partido de fútbol, como sociedad debemos de unirnos para que este tipo de atrocidades dejen de existir, deberíamos educarnos más en el tema de la donación de órganos para que todo este tipo de situaciones lamentables desaparezcan.

A los 40 realmente me preocupa la clase de mundo que le voy a dejar a mis hijos, pero la educación por casa empieza, así que mi granito de arena para el futuro de la humanidad va ser dejar a un niño y una niña conscientes del valor de la vida de cada ser vivo y sobretodo dejarles las bases morales necesarias y suficientes para que puedan distinguir lo que es correcto y lo que no, sobre todo para que ellos  también dejen legado en sus hijos de amor, caridad, bondad y respeto.




Publicar un comentario