martes, 13 de octubre de 2015

Aprender, un privilegio

Aprender algo siempre resulta un privilegio de vida.

A mis hijos les sorprende un poco el verme haciendo tarea, estudiando, leyendo un libro, les causa algo dentro, aun no descifro si es gusto, risa, orgullo o curiosidad.

Siempre me ven felíz cuando estoy con lo del diplomado, yo les contesto que aprender es un privilegio, ya sea en la Universidad o en la vida diaria, con un profesor o con cualquier persona que te pueda aportar algo bueno, mientras puedas seguir adquiriendo nuevos conocimientos, mas creces, mas opciones tienes, mas te enriqueces como persona.

Saber apreciar las lecciones de vida también son importantes, aunque el dolor las marcara dentro de tu corazón.

Que quede claro que no solo me refiero al aprendizaje escolar, puedes aprender desde una nueva receta, hasta como lavar tu coche, la cosa es siempre aprender y expandirte.

A los 40 también te comparto una forma hermosa de aprender, platica con los abuelos, es maravilloso, algunos te van a contar sus cosas mil veces pensando que es la primera vez que lo hacen, no importa, si escuchas bien, cada vez va a haber algo nuevo, son personas valiosisimas de las que puedes enriquecerte mucho, ahi es donde realmente está la experiencia, el mejor consejo desinteresado y lo mejor de todo, como ya pasaron por donde tu estas, ya saben en donde te puedes equivocar, escucharlos realmente es una suerte y bendición, acércate a ellos, visita los sitios de retiro, date ese regalo de vida y al mismo tiempo les regalas eso, vida.

Publicar un comentario