lunes, 5 de octubre de 2015

Un día muy especial

Hoy es cumpleaños de dos de mis personas favoritas en todo el mundo, mi hijo cumple 17 años aparte de que mi papito también cumple años entonces la realidad es que es un día lleno de festejos para mis dos grandes amores.

El poder compartir con mi papito otro cumpleaños más es una bendición muy grande, como ya he escrito mi papá es mi primer gran amor y de verdad ha sido un gran padre siempre nos ha dado un gran ejemplo de rectitud, honestidad, unión familiar y sobre todo amor hacia nosotras sus hijas y sus nietos, realmente me llena de orgullo decir que soy hija de un gran hombre como es el y espero que la vida me lo cuide muchísimos años más para poder seguir disfrutando de su compañía, de sus consejos y sobretodo de su amor, lo reconozco, tengo papitis en grado terapéutico, ja jaja.

Cada cumpleaños de mi hijo es algo especial, es verlo como va creciendo de una forma muy sana en todos los aspectos, de ver que aquel bebito prematuro superó todas las expectativas que los doctores me brindaban Y por mucho! Además de ser más alto y más fuerte que yo es un gran niño y no es porque yo sea su mamá, pero yo lo veo con sus amigos de verdad los valora y los quiere a todos, puedo decir que mi hijo es incondicional de todos ellos sin llegar a pensarlo siquiera, también es un excelente estudiante, casi siempre exenta todas sus materias, le encanta trabajar poniendo fiestas o dando clases de matemáticas, eso me llena de orgullo, de qué trabaja porque le guste y se que eso lo hace crecer como persona; también como hermano la verdad es que es muy lindo siempre le ha tenido mucha paciencia su hermana y sobre todo la quiere muchísimo.  Sé que pensarán "claro es su mamá y que puede decir de el" pero quienes lo conocen saben que estoy diciendo la verdad, sé que algo bueno he de haber hecho en la vida para tener la gran bendición de ser mamá de este niño tan lindo.

A los 40 sé que tengo muchas bendiciones, como poder festejar en el mismo día tanto mi papá como a mi hijo, dos personas que se parecen tanto físicamente como en forma de ser y de los cuales me siento super orgullosa, tanto de poder llamarle Papá a tan extraordinario ser humano y también como poder decir que aquel muchacho bueno que está ahí, es mi hijo.

Publicar un comentario