viernes, 19 de febrero de 2016

A LOS 40 ESTAS CRECIENDO

No por tener 40 años o 30 con 10 de experiencia (como te guste mas) significa que no estamos creciendo, tampoco me refiero a q nos estemos haciendo viejas, eso no ocurre ¿verdad? solo estamos creciendo con el alma, en madurez, una muy especial que comienzas disfrutar de una forma nueva, diferente y lo mejor de todo es que te estas dando cuenta con tus cinco sentidos y sin que nadie te lo haga notar.

Ya no tienes prisa, esa se termino, ahora todo marcha a tu ritmo y si quieres, si no que se adapten. ojo, no es ser intransigente, solo es eso, ya la cosa va mas despacio, que corran los demás y si quieren que se adelanten, no confundas impuntualidad con este concepto.

Ya no te impresionas por los demás tan facilmente, hoy yo veo a las personas como son y por lo que valen, no por lo que traen puesto o a donde van, lo que verdaderamente vale es lo que se lleva por dentro, estoy segura que te esta pasando también.

Los hijos...vamos ya no te preocupas que se traguen la canica o se metan la crayola por la nariz, ellos comen contigo o sin ti, tratas de que sea muy familiar la convivencia, pero la realidad es que ya comenzaron el vuelo, hoy hay que poner horarios en común para poder seguirles el paso y las normas y horarios eso si muy definidos, están comenzando a despegar y tampoco significa que anden volando por todos lados a cualquier hora. Es otro tipo de cuidados, relajado en crecimiento pero firmes en valores.

Regresan las cenas en pareja (ojo, de pareja, no con parejas) ya si sales o no con amigos da lo mismo, las conversaciones se vuelven mas actuales y de tu a tu, los pañales, las fiestas de personajes o que vas a dar de comer en las mismas ya pasaron de tiempo, hoy planeas como va a ser la vida en la Universidad o los nuevos permisos de fiestas por las noches, a parte de lo que te preocupa o tienes interés, se abrió de repente un nuevo abanico de temas.

Magicamente las viejas amistades reaparecen para permanecer las nuevas, las que se consolidaron comienzan a tener los mismos intereses que tu, los museos, los lugares, los viajes y hasta los vinos se hacen cómplices los viernes por la noche.

Haces oidos sordos a palabras necias, tienes tiempo de reconciliar y si no tampoco te duele tanto.

Comienzas nuevas actividades o retomas las que dejaste en pausa diez años atrás.

A los 40, pase de las bebidas dulces al tequila derecho sin ninguna problema y con mucha alegría, del cafe solo al cafe con postre, del nos vemos luego al nos vemos el miércoles a las 4:30 sin falta, de las juntas escolares al gimnasio y de la televisión por la mañana a la Universidad a estudiar de nuevo.

Sigamos creciendo hoy para y por nosotras.






Publicar un comentario