viernes, 18 de marzo de 2016

En Urgencias

Esta semana fue un poco dura en el aspecto de la salud dentro de mi familia.

Gracias a Dios nada que un buen tratamiento, días de reposo, dieta y paciencia no pudieran solucionar.

Primero, mi hermana le dio influenza, pero le dio marca perro y encima a los cuatro días se le complico con una bronquitis de miedo que la verdad pensé que llegaba a ser neumonía ya que su voz era como de ultratumba y su tos como de foca chiflando, como solo tengo una hermana y esta resulta ser la mejor del mundo y ademas la mas fuerte ya que de verdad jamas, pero jamas se enferma si estaba muy preocupada y lo que le sigue.

Casi al mismo tiempo, mi hija se enferma, tampoco se le da esto de enfermarse y nunca se queja, es de esas personas que tienen el umbral del dolor muy alto, vamos, ha traído rota la muñeca de la mano por tres días (aclaro q nunca hubo inflamación ni moretón ni nada que llamara mi atención, pero si que me hizo sentir la peor madre del mundo) y con la misma mano carga la mochila de la escuela que pesa mas que maleta de shopping de invierno, así que cuando se llega a quejar hay que estar muy atentos y hacerle caso al instante porque ya puede estar grave.

El jueves por la madrugada se aparece en mi cuarto llorando que le duele el estomago, claro que saltamos, Giga ( así le decimos de cariño) se estaba quejando, algo muy malo le habría de ocurrir, le bajo mucho la presión y vomitaba, su Doctor jamás se comunico conmigo, así que corrimos a urgencias y tras varios estudios y descartando un cuadro de apéndice la llevamos a casa con una gastroenteritis bastante delicada.

Pasaron tres dias y al mismo tiempo, mi hija y mi hermana de nuevo en hospitales diferentes, ojalá pudiera dividirme en dos pues mi corazón así estaba en esos momentos, los diagnósticos los mismos pero se intensificaron así que mas tratamiento, mas dieta y mas paciencia.

Hoy las dos ya están mejor...yo necesito un abrazo.

A los 40 no me gusta que las personas que amo se enfermen y menos al mismo tiempo porque no puedo estar en dos sitios simultáneamente, lo único bueno de todo esto es que mi puerta hija dejo a un lado su celular y estuvo a mi entera disposición de apapacho, vimos series y me dedique a ser la mas consentidora, cuando crecen ya no se dejan tanto y por el otro lado mi hermana ya tiene voz humana de nuevo y su tos ya no suena a foca dentro de una caja, mi amor para las dos mujeres mas importantes en mi vida.


Publicar un comentario