jueves, 16 de junio de 2016

¿Cuando fue?

Hay que ser humano en el sentido literal.

Todos somos seres humanos, pero, ¿realmente lo ejercemos como tal?, no creo.

En los ultimos dias me he puesto reflexionar, solo somos seres, lo humano ya se esta perdiendo, las guerras, los secuestros, las desapariciones de personas que están sin explicación, el bulling, las humillaciones, la "superioridad" sobre la "ignorancia" o clases sociales, las matanzas, los políticos con discursos de racismo y odio, los rencores, las envidias, solo por mencionar algunas.

Prevalece, el miedo, la agresividad, la incertidumbre, el volverse déspota a falta de valores, la renovación de los mismos, la sensación de querer demostrar o fingir lo que no se es para dar lugar a la frustración o el coraje de no lograrlo en el tiempo establecido, hay que detenernos y reflexionar.

Es tiempo de permanecer un poco en soledad y silencio, pensar en lo que les estamos dejando a los hijos, que les estamos transmitiendo, como lo hacemos, hay que sentarse a hablar con ellos y dar nuestro punto de vista sin imposición pero con verdades amorosas, los tiempos han cambiado, lo que antes era inaceptable hoy es parte de la vida diaria y hay que ofrecerlo con la nueva visión lejos del odio y el rencor, en cualquier tema de que se hable.

Tal parece que cualquier religión, preferencia, ideología son absolutos, desde mi trinchera yo creo y veo en las noticias a nivel mundial que esta mal, yo soy Catolica pero tengo personas muy queridas con otras religiones y predomina entre nosotros el cariño y el respeto, van a mi iglesia y yo a sus templos, no hay odio, son lugares donde se predica amor, entonces hay que enseñar que eso es lo que importa, el color, la raza, las creencias son de cada quien, el respeto, la tolerancia, la ayuda, empatía, la bondad y sobre todo el amor al prójimo, son universales.

A los 40 lamento mucho como se desenvuelve el mundo, se ha deshumanizado en poder y veo que el odio consume a los grandes futuros líderes, veo como el miedo coloniza a ciudades enteras y como escapan de el, como esas personas se convierten en víctimas y al mismo tiempo en algunos casos en verdugos.

Cuando hay tolerancia hay paz, cuando hay paz hay respeto, cuando hay respeto se genera amor.

Hagamos un alto, hay que informarnos bien para que no nos confundan, hay que ver en donde nos perdimos, razonar como seres que somos para regresar a nuestra humanidad, esa que por avaricia, arrogancia y sed de superioridad nos esta comiendo y nos esta eliminando.

Publicar un comentario