martes, 2 de agosto de 2016

Ya casi llegan.

Sólo dos legados duraderos podemos dejar a nuestros hijos: uno, raíces; otro, alas.
Hodding Carter (1907-1972) Periodista y autor estadounidense.

En estas semanas no he estado con mis niños, andan fuera extendiendo alas lejos de sus papás, ley de vida.

Recibo llamadas dependiendo sus horarios, unas son por la mañana o la tarde o en la madrugada, aquí me he pegado unos sustos tremendos, ahora ya como que me estoy acostumbrando y ya se que es mi hija, siempre corriendo, como es lo propio de la edad, pero el solo escuchar su voz me llena de alegría el corazón.

Otro motivo que me da paz es ver cuando me mandan fotos y se ven felices, ¿a que mamá no le gusta saber que sus hijos son felices?, los dos por separado en distintos destinos pero comunicados y lo principal se ven super contentos.

Cuando estas lejos de tus pubertos verlos de forma digital sonriendo es lo que logra que mi día sea completo, si, lo confieso, me preocupa un poco que no estén conmigo, mi hijo el mayor me da mucha tranquilidad pues ya es muy independiente, la chiquita, mi chiquita de 15 años es la primera vez que se va tanto tiempo y ahora si, sola, acompañada de una gran y querida amiga, pero solas...me llena de alegría y orgullo saber y ver que les va muy bien, mi pajarita esta creciendo y tomando decisiones desde las mas sencillas como lo son lavar ella sola su ropa y ocuparse de su maleta asi como de administrarse económicamente, sobre todo el fin de semana, se fue una niña y estoy segura de que va a regresar otra mas consciente y madura.

Este tiempo sola también me ayudo a ver las cosas desde otro cristal, los he observado y he visto con mucho gusto que lo sembrado comienza a germinar, aun es muy pronto pero se ve bien el tallo de lo que se convertirá en algo muy hermoso.

A los 40 han sido unas vacaciones llenas de emociones y sentimientos encontrados, he visto que si, aunque duela tenerlos lejos estoy ante una realidad, en uno a corto plazo y en la otra a largo plazo aun, confío en Dios y en ellos, se que aun tengo mucho camino para tomarlos dela mano, pero me doy cuenta que ahora son ellos los que se empiezan a soltar poco apoco de la mía, los amo y los abrazare siempre dentro de mi corazón.




Publicar un comentario