viernes, 21 de abril de 2017

Está de pensarse...


La amabilidad: es el acto o el comportamiento caritativo hacia otras personas y seres.

Realmente no es difícil llegar a ser amable con los demás, de verdad, todos tenemos una vida atrás de la sonrisa, puede que te encuentres feliz, estés triste, enojada, deprimida, en estado catatónico...yo que se!, SE AMABLE.

¿Porqué?

Porque tu no sabes como se encuentra el otro, puede aparentar felicidad porque a nadie nos gusta ir llorando frente a todos, con pocas personas nos podemos desahogar y sorprende que no siempre lo podemos hacer por la misma razón que todos siempre llevamos algo, aunque sea la falta de queso para la cena o el saber que no cargaste gasolina y mañana  sales muy temprano, así de fácil no todos los problemas son tragedias pero la vida en si tiene su dosis diaria de estrés, ya sea por cosas muy pequeñitas que no quitan el sueño o por verdaderos motivos que son tan grandes que te cuesta hasta dormir, vamos el haber tenido insomnio le cambia el humor a cualquiera.

Se amable para:

Saludar (mas padre con entusiasmo que con un sonido tipo gruñido), ayudar a quien en ese momento lo necesite, con cariño, es en serio a nadie nos gusta pedir ayuda por ejemplo cuando estas enfermo y necesitas caminar o ir al baño, se caritativo, amoroso, en algún momento tal vez tu necesites alguien amable que te pueda ayudar; agradecer a quien te de un servicio (te están ayudando en algo) o un regalo (grande, chiquito, caro, barato, si te lo dan es porque te quieren), dar los buenos días, hace unos días hice un letrero de colores en Facebook y solo puse Buenos Días con una carita feliz...me encantó porque muchísimas personas contestaron muy contentas mi saludo, hubo de todo, caritas, mensajes, la verdad me hizo el día y si quedé sorprendida de lo que un simple Buenos Dias provoco en algunas personas.

Escuchar, sobre todo a los niños, de verdad a veces no los escuchamos y mas por el telefono; a las personas mayores, cuentan lo mismo muchas veces, en lo personal me encanta escucharlos y platicar con ellos, pero si he notado que muchas personas les dicen "ya me lo has dicho mil veces", para ellos es recordar algún momento importante, si realmente los escuchas siempre encontraras algo nuevo y en una de esas aprendes algo nuevo, son experiencia, no los hagas de menos.

Reclamar, en lo personal me cuesta ser amable en este sentido y lo estoy practicando, es terrible llegar a reclamar algo por ejemplo en una tienda y te sigan con el típico, "no hay cambio, vaya con el distribuidor" y lo compraste ayer o treinta minutos antes...de verdad esa parte es como propósito de año, pero hasta hoy ahi la llevo y he recibido los cambios, miPapá siempre me ha dicho "Ganas más con miel que con hiel" y si, pero nadie dijo que fuera fácil jajajaja.

Rechazar algo, si a veces no requerimos algo, como las llamadas para ofrecer tarjetas, seguros, etc y esas personas solo hacen su trabajo, si no  vas a hacer amable bloquea el número, si contestas solo di de forma cortes que no, esto es difícil porque son muy tercos.

Al ser amable, das algo bueno de ti al otro, respetas la dignidad y consideras la historia que cada quien trae detrás y que tú no tienes porque saber.

A los 40 yo no vengo a decirle a nadie como llevar su identidad, pero creo que a todas en algún momento nos han rechazado de algún modo en una forma fea o nos han hablado golpeado justo en algún momento en los que no la estamos pasando bien y ese pequeño detalle, tal vez tan insignificante, nos afecta o es la gota que derrama el vaso de agua para dos opciones, o enfurecernos o llevarnos a sentirnos tristes.

No dejes que tu Grinch interno te gane en el día a día.

La verdad es que no cuesta nada y si podemos marcar la diferencia en el día de cualquiera.Gracias por tu tiempo.

Publicar un comentario