martes, 4 de abril de 2017

Mientras Creces, para mis hijos.

Mientras creces, moldeamos todo lo que te forma, tu alma, tu corazón, tus valores, tu temple, tus hábitos, tu tiempo dentro del tiempo, al tiempo que nosotros vamos puliendo todo lo que podemos con amor, tu vas formando con todo esto tu alma, tu espíritu y tu esencia, esa que ya hoy todos ven y por la que te reconocen y te caracterizas.

Mientras creces, has ido descubriendo a Dios, sabes que además de tus padres hay alguien más que te cuida y que te guía, de tus valores los has hecho el primero y me gusta ver como lo buscas en las personas que a diario tratas, en la forma de entregar tu amor lo has encontrado.

Mientras creces, nos divertimos, nos enojamos, vienen los buenos y los malos momentos, las felicitaciones y las llamadas de atención, todo para que al final puedas llegar a tener una vida con bases solidas, para que vivas dentro de una buena ética y puedas ofrecerle al mundo una personalidad justa, desde tu libertad espiritual y no basada en tu ego, ese que luego nos gana y nos hace contestar lo que escuchamos y no escuchar para después contestar.

Mientras creces, te observo, veo tanto potencial, tanto por lograr que deseo que de verdad lo logres porque yo no lo voy a poder hacer por ti, yo tengo aun mis metas y nadie puede trabajar lo propio, lo único que si puedo es regalarte las armas para que alcances lo que puedas desarrollar y trabajar en ti.

Mientras creces, me divierto viendo como vas formando todo esto, confieso que a veces duele y aveces me divierte decir "te lo dije" pero aunque hay ocasiones que no esta padre lo que vives, celebro las experiencias, las buenas y las malas pues las dos te dan puntos deferencia para saber que hacer a lo largo del camino.

Mientras creces, me encanta ver cuando eres feliz y me pone triste cuando tu lo estas, pero todos los sentimientos son parte del viaje y los tienes que vivir, ojalá te pudiera guardar pero no sabrías que hacer cuando salieras.

Mientras creces aprendo a soltarte y eso ha sido la contraparte, me encanta ver como comienzas a emprender vuelo, lo disfruto, me emociona, me ilusiona y al mismo tiempo me puede en el corazón saber que vas a ir sin mi.

Eres cuestión de tiempo solamente.

A los 40 agradezco a la vida que me deje ver como creces, me llena de satisfacción saber que hasta hoy todo ha ido bien, con sus altas y sus bajas porque nada ni nadie es perfecto.
Mientras creces y cuando termines de hacerlo, siempre mi amor, voy a estar ahi, incondicionalmente.

Publicar un comentario