lunes, 14 de diciembre de 2015

Tu corazón.

Escucha los latidos.

Cuando el Corazón te habla en lo más profundo de tu soledad, ahí es donde descubres quién eres realmente.

Cuando el corazón susurra que todo está bien en el momento en que tus hijos empiezan a despegar, en ese instante sientes como todo lo que ha pasado cobra un sentido nuevo, la esperanza y las expectativas se asoman y acomodan en el futuro cercano con mucha facilidad.

Cuando el corazón te habla y te dice "ya basta" debes de soltar, ya no te aferres a situaciones sin remedio, guarda el recuerdo dentro de tu memoria y si tiene lugar en tu corazón también, pero sigue adelante, sonríe, nada ni nadie es para tanto.

Cuando el corazón te sienta en una realidad dura o agradable debes de seguir su corazonada, jamás ignores su presentimiento, puedes arrepentirte.

Los sueños, el trabajo, la familia, las amistades, las fiestas, tus creencias, todo se conecta con el corazón, jamás dejes de sentir ni de escuchar sus latidos ni su voz.

A los 40 creo en mí sin la influencia de nadie más, no lo necesito ya, me mantengo en silencio unos minutos al día y conecto con mis emociones, como todos, tengo momentos buenos que llenan mi existencia y también los tengo malos que me dejan experiencias, hoy hago introspección y me encuentro diferente, más objetiva, ¿porqué no aceptarlo? un poco más áspera desde el exterior, pero es un mecanismo de defensa, me han lastimado ¿a quién no? pero de igual manera vivo rodeada de mi familia, tengo un amor sincero y amistades entrañables, no puedo pedir más.

Hoy decido seguir bien, entregarme a todo lo que amo dando siempre lo mejor de mi, abierta a escuchar y a abrazar, simplemente ser feliz.

Publicar un comentario