martes, 8 de marzo de 2016

Yo, Mujer.

Tal vez no entiendas todo lo que he pasado para llegar a donde estoy.

Tal vez no comprendas que las lagrimas que han dejado atrás mis pasos me han hecho la mujer que hoy ves de frente, la que camina sola sin necesidad de apoyarse mas que en sus ideales.

A lo mejor no llegas a comprender el amor tan grande que siento por los que diario me rodean, en especial por mis hijos, pero que no me han cegado para poder corregirles mas allá del comportamiento, el alma que los lleva a su presente y que sin duda marcara su destino.

Quiero pensar que no imaginas o no sientes las veces que he estado junto a ti sin que te des cuenta, la cantidad de veces que te he apoyado para sigas triunfando sin que esto te hiciera voltear a ver donde estoy parada y las renuncias que en tu nombre he hecho, solo para ti, para tu beneficio y bienestar.

No creo que con los ojos abiertos puedas ver la profundidad de mis sentimientos porque por dentro solo tienes egoísmo,vanidad y sed egocentrista, pero aun siendo así, me mantengo firme junto a ti.

Me he hecho fuerte, estable, mantengo los pies sobre la tierra y contacto con mi interior pues ya no vivo de sueños sino de realidades, de lo que veo y existe a mi alrededor, claro que sueño, pero se cuales realizo y cuales solo quedan en anhelo y ya no me afecta, soy feliz y trato de compartir mi luz con quiera recibirla.

Soy herencia de las mujeres de mi familia y de las que me han marcado, trato de honrar a cada una de ellas con mi ejemplo, fe y fortaleza.

Canto, hablo y me hago escuchar sin ofender ni lastimar a nadie, lloro, me canso, a veces me caigo y aunque tarde, me vuelvo a levantar.

Vivo mi presente porque la vida sucede solamente y la recibo como esta, mañana sere alguien diferente que creció con lo aprendido hoy, todo cambia, nada permanece y he aprendido a evolucionar.

A los 40 se que ser mujer tiene muchas ventajas pero también por lo mismo dificultades, hoy, te aplaudo a ti, te reconozco el camino ya que cada una de nosotras nos retomamos, nos levantamos, nos apoyamos y enseñamos como avanzar, no hay mujer exitosa sin una hermana, Madre, tía, amiga que la apoya, agradezco a todas las mujeres que me han forjado con amor y espero transmitir a mi hija los valores y la fuerza de todas ellas y la mía propia para que siempre, siempre vuele alto.

Publicar un comentario