viernes, 29 de julio de 2016

Solo el tiempo

Hay situaciones diarias que te pueden sobrepasar, pero cuando llevan tintes de perdidas como la muerte es algo muy diferente.

Me dan ganas de gritar pero pareceria loca y no es que me importe mucho, pero tampoco tengo el animo para hacerlo.

En menos de veinte días he ido a cinco velorios...el de mi Madrina, mi querida Tia Eva y otros 4 que han sido padres de amigos muy queridos y tres que he conocido desde la infancia...

No es facil acomodar al corazón en tan poco tiempo, pero es solo eso, tiempo.

Tiempo para rezar, acompañar, escuchar, abrazar y dejar que te abracen, hablar, llorar mucho para dejar salir un poco la pena antes de que te cobre factura con tu cuerpo y llegues a enfermar.

La vida sigue, el sol sale cada mañana y tienes que levantarte para continuar lo que se quedo ayer pendiente.

No puedo hacer nada, la verdad es que en casos así no se puede hacer mucho, si, yo soy creyente y rezo por el eterno descanso, la pronta resignación y la unidad entre los que viven en primera persona sus perdidas que no dejan de ser mías también, unas en un alto grado y otras en un nivel mas de acompañamiento.

Es tiempo de empatia.

A los 40 me doy cuenta que hay personas que vemos solo en los velorios, que son cariños que se mantienen a través de el tiempo y que en momentos de gran tristeza nos unen, es hora de cambiar eso.


Publicar un comentario