miércoles, 28 de septiembre de 2016

LAS BODAS EN FAMILIA

El pasado fin de semana se caso mi primo Rony, me parece que es el mas chico de todos.

Fue para mi una boda hermosa y esperada por todos, se sentía tanto amor y paz en ese momento, se podía sentir la presencia de mis Tios que se encuentran en el cielo, entre los asistentes, sobre todo entre mi primo y su ahora hermosa esposa, Dios los unió ¡y de que forma!, estuvo muy emotivo, hubo sonrisas y lágrimas de felicidad, canciones para El y muchos consejos por parte del pastor que los unió, 31 para ser exactos.

Entre los consejos para ellos se formo un gran recordatorio muy importante para los asistentes, hay veces que el trabajo, los hijos, la costumbre de la rutina diaria hace que de alguna forma el amor entre una pareja se ponga en "stand by", ósea, se deje en un segundo plano.

Hay que luchar para ayudar a cumplir los sueños de otro y lograr comprender que ahora tu familia es tu pareja, los demás sin dejar de ser importantes ya solo son tus familiares y eso es muy difícil que las personas lo asimilen y se que muchos ya están brincando con el gafete de hermano, Padre o Madre, si, son importantes pero la familia que se forma ahora lo es mas y aquí me quedo.

Otro primo, hermano del novio les dijo que se apoyaran en los matrimonios con años de experiencia, muy buen consejo, porque a la primera de cambios van con amigas o personas que ni casados están y los consejos nacen desde el ego y no desde el deber ser, así que ojalá que lo escuchen mas sabe un matrimonio que ha durado años en base a la paciencia, tolerancia y respeto, de ellos se recibirá el mejor consejo.

La fiesta estuvo llena de detalles y muy alegre, me encanta convivir con mis primos y ser testigo de tan emocionante momento.

A los 40 me encanta ir a las bodas, es hermoso ver como nace una nueva familia, como se puede respirar ese aire a a amor nuevo lleno de ilusiones y sueños por cumplir, como brillan esos ojos cuando se ven cada uno de los novios y como al hacer las promesas frente a Dios se llega a quebrar la voz de la emoción ante tan grande compromiso, yo salgo muy renovada y haciendo retrospectiva de mi matronio, estoy contenta, se que hace  19 años yo viví ese momento y ahora junto a mi esposo veo que en la lista de promesas no ha quedado ninguna sin cumplir.



Publicar un comentario