jueves, 27 de agosto de 2015

Soñar no cuesta nada

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes."

John Lennon


Cuántas veces nos hemos sorprendido cuando estamos haciendo planes y sobre la marcha van ocurriendo otras cosas. A veces son momentos que se pueden superar,a veces son momentos que  te agarren por sorpresa.

Todos tenemos sueños y eso es algo realmente importante, pienso que las personas que no sueñan son personas que no tienen ideales y ni siquiera metas fijas para poder lograr algo a futuro. Soñar es el principio de poder llegar a tener aquello que tanto deseas.

Pero también hay ocasiones en la que te la pasas imaginando, deseando, posponiendo, por tener sueños que realmente no vas alcanzar y como bien dice el dicho que puse arriba a veces te pasas planeando y soñando y lo que se te pasa es la vida en lugar de poner atención en lo que realmente puedes lograr si trabajas duro.

A los jóvenes hay que enseñarles que es. Uno tener sueños, pero a soñar con los pies en la tierra a trazar metas que con esfuerzo, estudio, trabajo y dedicación puedan llegar a lograr y cuando lo logren ¿porque no? ir por ese sueño que tanto desean pero primero antes de correr deben aprender que se debe de gatear y luego empezar a caminar.

También hay que enseñarles que tienen que abrir los ojos, que el tiempo pasa y que solamente en sus manos esta el poder lograr que sus sueños y sus planes se cumplan pero sin perder de vista que tienen que ser felices para poder vivirlos plenamente.

A los 40 me encontrado con muchas personas que desean desde el amor perfecto y la felicidad a nivel película romántica, hasta tener una mansión, cuando no voltean a ver que lo que realmente tienen junto o en sus manos es lo que le está dando la felicidad, buscan y buscan sin sentido para luego después arrepentirse y abandonan todo por ir tras un sueño que no existe ni podrá hacer realidad, mejor hay que aterrizar lo que la vida nos está regalando y entonces si, junto a todas las personas que queremos ir tras todos esos sueños de la mano de ellos.

No hay que olvidar, que el soñar no cuesta nada, mientras la vida no se te escape en ello.

Publicar un comentario