miércoles, 3 de agosto de 2016

Hay que

Hay que:

Llegar siempre a tiempo...no vaya a ser que nos perdamos de algo realmente bueno.

Ser limpios en cualquier aspecto de la vida, tanto como el físico como en lo moral para no infectarnos de nada ni de nadie.

Gozar de lo que te haga feliz.

Prevenir como va a ser el futuro para no lamentarse después.

Amar sin medida y sin esperar nada a cambio.

Ir al cine, al teatro, al parque, afuera hay mucha vida, no te encierres.

Contestar mensajes, ver a los ojos, abrazar muy fuerte con los dos brazos.

Decir "te quiero" todas las veces que el corazón lo sienta...jamás se gasta y siempre se siente bien escucharlo cuando es sincero.

Comer un chocolate, compartir un buen vino y siempre tener algo de que platicar.

Trabajar agradeciendo lo que se recibe y para lo que se necesita.

Hacer oídos sordos ante lo negativo.

Ponerse bloqueador.

Ver el amanecer y tratar de encontrar los regalos que Dios nos hace a diario y que simplemente ya no notamos.

Tener una mascota, es maravilloso sentir alguien incondicional en tiempos de hijos adolescentes, son una compañía invaluable.

Redescubrir a tu pareja, todos cambiamos diario, no pierdas la conexión por darlo por sentado.

Tomar agua y hacer ejercicio, es por tu salud.

Tener un pasatiempo, no todo es rutina, puedes leer, caminar, ir al cine, sal de tu zona de confort.

Enojarse con lo que vale la pena, a veces asi es la única forma de no levantar pedazos de sentimientos después.

Reir...locamente, con compañía o sin ella, con momentos vivos o recuerdos, ríe hasta q ya no tengas aire y las lagrimas inflamen tus ojos...simplemente se feliz, sin anunciarlo, sin proclamarlo, eso se nota y se contagia a los demás.

A los 40 tengo que hacer muchas cosas, procuro acordarme y trato de hacer habito de muchas de ellas, ¿la constante de todas? simplemente tener paz, dormir tranquilamente y ser feliz.





Publicar un comentario