lunes, 10 de agosto de 2015

Hoy es el día perfecto

Es momento

Llego el momento de sacar lo que molesta y voltear a ver el cielo, de respirar profundo y tener un poco mas de paz, de no correr pero si de andar mas segura, de sentir mas y dejar de pensar tanto, de ya dejar de ver tanto el futuro y concentrarme mas en el presente que es lo que apremia mas, el mañana vendrá seguro y estaré ahí para recibirlo en armonía.

Es momento de abrazar, de criar, de cuidar, de marcar más limites y de dar mas confianza sin dejar de vigilar, sin dejar de amar incondicionalmente.

Es momento de cuidar la salud, la de la familia y la propia.

Es momento para tender mi mano a quien la quiera tomar.

Es momento de encarar errores y corregirlos, de quitar lo que no sirve y de hacer limpieza en todos los sentidos.

Es momento de concentrarme y liberar las emociones, el tiempo y ¿porque no? las lagrimas.

Es momento de comenzar a soltar las alas que he formado en mis hijos, poco a poco pues no hay prisa.

Es momento de aceptación, de valorar a quienes ves y no ves frecuentemente, de dar amor y comprensión en cualquier nivel y circunstancia.

Es momento de enfrentar, de hablar y de conciliar, tal vez mañana no puedas hacerlo.

Es momento de vivir plenamente, de subirte al columpio para sentir la emoción de tener vida en cada subida y también en cada bajada.

Es momento de ser positivo y de ser más humano, apaga tu teléfono y ve los ojos de quien tienes enfrente.

A los 40 después de este mes tan golpeado comprendo que hay personas y situaciones que se dan por sentadas porque creemos que siempre están ahí, hay que voltear a verlas para retomar y mostrar nuestros sentimientos, hacernos presentes, eso es lo importante, demostrar la importancia de sus vidas en la nuestra.

Publicar un comentario