sábado, 23 de abril de 2016

Mi hijo y la Universidad

Que dificil!! son ideas, sueños que se ven muy lejanos, de verdad muy lejanos, pero que conforme pasan los días se va acercando la realidad.

Mi hijo aun le falta un año para entrar a la Universidad y ya esta comenzando a ver opciones, el lunes pasado fue a una comida y de esa misma Universidad lo invitaron a un desayuno el día de hoy pero con nosotros, sus papás.

Al parecer, porque todo en esta vida evoluciona y cambia, desde niño quiere ser Actuario y va por ese mismo camino, yo la verdad es que no lo veo en otro lugar pero esa será decisión suya (como dije aun tiene un largo año para decidir) así como el lugar donde quiera desarrollarlo.

Nos levantamos temprano, he de confesar que no dormí nada, cuando me acosté por la noche me cayó el veinte de que "mañana voy con mi hijo a la Universidad"...pero, ¿en que momento paso? ¿a que hora creció? ¿yo, con un hijo buscando opciones Universitarias?, es algo difícil de describir pero se que a todas si Dios lo permite nos va a tocar, así pasaron las horas hasta que amaneció.

Voy a presumir que yo estudie en dicha institución y lo sigo haciendo en un Posgrado, llegamos y di mi credencial para ingresar rápido en el estacionamiento y que mi hijo de alguna forma contactara que podría convertirse en una tradición familiar estudiar ahí.

Ibamos caminando rumbo al salón donde se daría la platica y el desayuno y voltee a ver a mi niño, mas alto que yo, con la voz cambiada (hay días que lo confundo con su padre), observando y reconociendo el lugar, yo al mismo tiempo comparando las pisadas de hace mas de veinte años por el mismo lugar con las de el ahora, pasando por donde yo a su edad, voy a confesar que contuve una lagrima, me invadio un sentimiento nuevo totalmente desconocido para mi, mis ojos, ya no vieron al niño, hoy descubrí al joven, al hombre en potencia buscando su futuro, su esencia es humana, su corazón lo presenta al mundo y su profesión va a ser parte de su definición en la vida, hoy, comencé a ver como mi hijo se desprendio un poco mas de mi.

Me dio orgullo, ilusión, esperanza pero también sentí un poco de pena por mi como Madre, cada vez soy mas presencial y menos indispensable para el como individuo, siempre voy a estar, pero mas ya como apoyo y consejo, vamos ya ni la cama le tiendo y hay ocasiones en las que se cocina solo para no despertarnos y ni hablar de su dependencia "social-economica" desde hace mucho que da sus clases de matemáticas y pone fiestas, así que casi no nos pide para su cine, cafe y demás.

Me queda un año de preparatoria con el, de saber a que hora se va y regresa de fijo a casa, hoy preguntó por los intercambios, titulación doble, le cruzo la idea de vivir en el extranjero...tantas cosas y cambios de vida que el ya trae por dentro y yo lo sigo viendo como el pequeño que ingresó a beginners no hace mucho tiempo, al que le puse un curita cuando cayó de la bicicleta, al que le ponía gel en el pelo antes de que llegara el transporte del colegio...

A los 40 volteo a ver para atrás y veo a mis niños, hoy, veo el presente porque no me atrevo tanto a mirar el futuro y veo que ya mis dos hijos crecieron, el mayor hoy fue a la Universidad, agradezco a Dios esta bendicion, la oportunidad de haber podido llegar con el y la esperanza de poder terminar con el este camino de desarrollo e independencia que sin querer inició formalmente este día, a sonreír y dar la bienvenida a este cambio de vida para el, para la familia y para mi, ayer adelante, después al lado...a lo mejor ya detrás de el, pero siempre con todo mi apoyo y sobre todo con todo mi amor incondicional.

Estamos orgullosos, las bases ya las tienes.

Suerte Santi, se que viviras tu vida como siempre has sido, responsable, leal, honesto y sobre todo feliz.
Te Amo pollito.



Publicar un comentario