jueves, 16 de julio de 2015

Un robo mas a la lista

Otro asalto.

De una sola pieza

Para vivir en este mi querido país se necesita ser de una sola pieza.

Si.

De una sola pieza para poder asimilar y creer lo que nos dicen los medios de comunicación, escapes fantásticos de la carceles de alta seguridad, asaltos en las vías públicas, inundaciones donde se pierde desde un coche hasta tu patrimonio.

De una sola pieza para salir de tu casa con el ánimo de poder regresar sin novedad alguna y con la ilusión de que llegaras temprano a tu destino si no te detiene una manifestación porque hoy en día ya todo puede ser motivo de una movilización sobre las principales avenidas de la ciudad.

De una sola pieza para saber que si te ocurre algo y decides denunciar vas a pasar como mínimo siete horas en una delegación y encima te dan un citatorio para regresar y ratificar lo que dijiste durante horas a cuatro personas diferentes varias veces, como si uno tuviera animo, tiempo y ganas de volver, en fin.

De una sola pieza para salir el fin de semana al cine sin el miedo de que entren a robar tu casa, de verdad que lo digo alto y fuerte, no creo en el sistema que nos da protección ciudadana, es mas, me da mas miedo, son demasiados datos personales que se quedan en las manos de muchas personas que no conoces, por eso es que la mayoría de las personas no denuncian, no facilitan nada, al contrario al final del día te tratan como sospechoso, ¡es ilógico! .

De una sola pieza para poder estar dentro de estos lugares denunciando, donde igual esta entrando el delincuente junto a ti, la víctima golpeada, los accidentados, en fin, todos estamos juntos viviendo distintas formas de denuncia, eso no puede ser y créanme, lo es, lo viví y encima la espera a que te llamen, de verdad es triste, las oficinas horribles, cables en los techos, sillas rotas, bancas de aluminio dobladas, paredes descarapeladas, es como pesadilla, visualmente es algo muy agresivo y emocionalmente también.

Eso si ,hay un letrero donde te garantizan atención en menos de quince minutos o te dan un teléfono para quejarte...esto lo dejo así como información solamente.

A los 40 perdí casi un día en diligencias por un desafortunado evento, no estuve en mi casa, ni en mi trabajo, ni con mi familia, pero eso si, en los medios de comunicación me garantizan que la delincuencia va a la baja...como siempre se dice en estos casos, gracias a Dios estamos bien y no paso nada mas que pérdidas materiales...ok, esta bien, estoy de acuerdo, pero también se perdió todo lo trabajado honradamente para obtenerlo para que al final se lo llevara otro.




Publicar un comentario