sábado, 18 de abril de 2015

Destinos encontrados


En los silencios, las miradas y en los tiempos se reconoce quien te quiere a pesar de todo lo que has pasado.

Hay recuerdos que forjan vidas, que se toman de la mano dejando huella a su paso.
Cuando tienes un fin en común y luchas por salir adelante entonces has encontrado el camino junto a la persona correcta.

Para mi eso es lo que debe de ser una pareja, alguien a quien mires y te reconozcas, con quien puedas ir descalza en cuanto a sentimientos sin temor a lastimarte, con quien puedas hablar largo tiempo y sepa escucharte y aprendas también a escuchar, con quien tengas una afinidad infinita y en cada momento sepan como reaccionar, que no tengas temor de expresarte y salir herida, que te deje ser y no corte tus alas y a quien tu dejes ir libre con la seguridad de que regresará a ti.

Confianza y respeto en todo nivel y momento, no importa lo que ocurra.

La complicidad debe de ser una constante y los cuidados también.

Cuando completas las frases o adivinas lo que sigue que va a decir, cuantas personas pueden conocerse así de bien, que gran complemento tienen.

Cuando Dios esta siempre arriba y por delante, con Fe y confianza en que descansando en El todo se puede lograr.

El amor se transforma con el tiempo, hay veces que con la sola presencia basta y las palabras sobran.

Quien no se ahoga a la primer diferencia y sabe como resolverla, el que cede mas no es precisamente el que mas ama, si no el que mas comprende, donde la comunicación es el camino al entendimiento o el silencio el mas grande aliado por un momento.

A los 40 aun no se cual es la formula para una relación, lo que si se es que con paciencia, cariño y comunicación se construyen grandes recuerdos en conjunto en la mira a un futuro común 


Publicar un comentario