martes, 19 de mayo de 2015

Si ese tiempo pudiera volver


Muchas personas he escuchado que dicen que si pudieran cambiar su vida volverían a hacer lo mismo, yo no, de hecho haría muchas cosas de forma diferente y no porque no este contenta con lo logrado, tengo una vida buena,me encanta mi familia, mis hijos y ese es el único hecho que dejaría tal cual. 

En la vida lo cotidiano es renunciar a muchas cosas que nos gustan, como los helados para no subir de peso o diferentes situaciones reales de vida. 

No hubiera renunciado a mi trabajo, me iba bien, tenía buen puesto y estaba enamorada de lo que hacia, fue un gran error social de mi generación, te casabas, tenias hijos y adiós carrera, muchas no lo hicieron y las admiro, tampoco (aunque suene contradictorio) me arrepiento de haberles dado todo mi tiempo a mis hijos, ser un madre presente fue lo mejor para ellos y para mi, pero hoy que ya están grandes veo que fue algo que pude haber hecho también, en fin no puedo retroceder el tiempo y tampoco puedo competir con las nuevas generaciones que ya están más actualizadas que yo, tendré experiencia pero no juventud.

También me niego a trabajar en algo que no es mi carrera. 

Hubiera viajado mas con mis amigas, esa parte también la cambiaría y me encantaría retomarla, esa creo que si puedo.

No entregaría mi confianza tan fácilmente porque me han lastimado mucho, eso ya me quedo muy claro que confianza y traición a estas alturas se da y mucho, sobre todo con las personas nuevas, mejor poco y bueno, tengo muy buenas amigas y tengo muy claro con quienes estar, pero me lleve bastantes lagrimas y decepciones en el camino.

Ya no esperaría tanto de las personas, de hecho me encanta dar pero ya no espero ni las gracias, con dar y sentir que hice bien, con eso es suficiente.

Tampoco me aferraría tanto a la familia de sangre, ya aprendí que son familiares y mejor me quedo con la familia que escogí, con la que no comparto sangre pero si cariño e incondicionalidad, esa es mi verdadera familia a la que amo con todo mi ser.

Amo mi ciudad pero definitivamente cambiaría de lugar de residencia, me iría a un lugar más seguro donde pudiera dejar a mis hijos una tarde solos en casa y no entraran a asaltarnos, tampoco es sano vivir entre tanta alarma y cerrojo.

No me cerraría a conocer personas nuevas y buenas por el hecho de estar entre otras a quienes no les caen bien, esa clase de influencia la pague cara.

A lo mejor hoy soy mas exigente y dura, pero me imagino que a esta edad ya tienes claro cuáles han sido tus errores, tus éxitos y tus fracasos.

A los 40 me encuentro con que soy una persona muy distinta a la que fui a los 20, ahora estoy mas alerta, más acorazada y a la vez mas amorosa con mi entorno y ¿porque no?mas amable conmigo misma.


Publicar un comentario