sábado, 16 de mayo de 2015

Hablando se entiende la gente.

Hablando se entiende la gente.

Darle razones y pruebas contundentes a alguien que no quiere escuchar ni entender es como hablar con la pared.

Esto generalmente pasa cuando quieres hacer algún aclaración por teléfono con cualquier empresa, te dicen, entiendo pero no puedo porque no se maneja así.

También pasa cuando no quieres darle un permiso a los hijos, te dicen, "es que todos van", tu contestas, "pero tu no porque no me gusta ese lugar, persona, momento, familia, evento, etc" y expones tus razones fundamentadas y te ven con cara de "soy el ser mas incomprendido del planeta" y además quedas como la madre mas injusta e incoherente del mundo, tengo la grandísima suerte de que mis hijos solo me repelan una vez, así que la tengo fácil, pero he visto a otros casi en proceso de exorcismo que de verdad es inconcebible.

También cuando estas organizando un viaje y le das todos los requerimientos al agente y tarda mas de una semana, cuando te marca te dice que esta complicado y que consiguió todo, pero ese todo es nada de lo que pediste, acabas haciéndolo tu sola por internet y más rápido.

Otra mas es cuando estas con el banquetero, tienes un evento, por ejemplo una primera comunión, te dan treinta menús, escoges uno y te dicen que queda mejor con otra cosa, accedes, pero entonces ya no lo hacen...entonces me pregunto yo ¿para que te dan los menús ya hechos? Mejor lo armas tu y es mas fácil, después de dos horas aceptan y todos felices.

A los 40 creo que las personas se complican, es muy fácil explicar, la cosa es que se quiera escuchar y entender.

Publicar un comentario