martes, 26 de mayo de 2015

Perdón, no quise lastimarte.

Perdón, no quise lastimarte.

Las palabras no siempre se las lleva el viento.

Perdón no era mi intención, fue un malentendido,no quise lastimarte, cuántas veces hemos escuchado estas palabras cuando ya es demasiado tarde y tu corazón se ha roto.

Piensa antes de hablar, te puedes arrepentir de haber abierto la boca.

Una vez leí que si tomas una hoja en blanco,le haces bolita, cuando la quieres planchar por decirlo de alguna manera jamás va quedar igual, las arrugas que le hiciste a la hoja nunca se van a quitar, también otra vez escuché cuando se rompe un vaso, un jarrón o como le quieras llamar y pegas los pedazos ya no es lo mismo, faltan partes, en China o en Japón no recuerdo bien,cuando algo se rompe tiene más valor porque ya tiene un recuerdo, yo no lo pienso si, yo creo que cuando alguien te lastima te quedas afectado y roto con una cicatriz ya de por vida.

Cuando estás enojado dices muchas cosas que no sientes aquí lo importante es pensar un poquito más con la cabeza fría y no dejarte llevar por el momento ya que puedes lastimar a alguien a quien quieres mucho y no merece ser tratado así.

También el tener un orgullo malentendido puede hacer que pierdas a una amistad, tu pareja o algún familiar a quien tú amas y de verdad si te quedas con tu orgullo te vas a quedar solo.

Te pueden lastimar una, dos, hasta tres veces pero cuatro yo creo que ya no te dejas.

Por ahí también he leído que el hombre es el único que tropieza con la misma piedra tres veces ¿a quien le gusta que lo lastimen?.

A los 40 estoy más que convencida que cuando quieres hacer daño a alguien lo vas a lograr y también sé que muchas veces lo puedes hacer sin querer, lo importante es tratar de remediar tu error lo más pronto posible o ver realmente si existe algo de trasfondo y si lo hay tratar de remediarlo.

 Si al final del día eres tú a quien lastiman, perdona, tratar de curar las heridas y lo más importante es seguir adelante aunque no sea fácil, te va a llevar mucho tiempo aunque te duela, pero es básico para poder seguir en paz, que al final del día es lo que uno necesita realmente vivir tranquilo y si alguien se tiene que ir en el camino pues tristemente adiós y que le vaya bien.

Publicar un comentario