domingo, 24 de mayo de 2015

Raíces de mi alma.



Las raíces en la vida me parece que las comencé a fijar en el momento en el que nací.

Mis primeras raíces fueron en mi religión, mis creencias cada día son más fuertes y nada ni nadie me va a hacer cambiarlas, vivo de la mano de la ellas y sin mi Fe, no sabría a donde voltear en momentos de confusión.

Me declaro una persona que apuesta y esta a favor de la familia, mi primer familia fueron mis padres y mi hermana, ellos me enseñaron el valor de la unidad y amor incondicional, esas raíces si que son fuertes y arraigadas, no concibo un solo día sin estar cerca de ellos.

Ahora la familia que forme junto a mi esposo y mis hijos son las raíces mas largas, las más difíciles de cortar, esas llegaron para quedarse y no moverse jamás, se que he sembrado junto a mi árbol de vida dos hermosos seres que aunque echen raíces en otro lado siempre estarán cerca de mi y nos daremos cobijo en tiempo de frío y sombra en tiempos cálidos, aquí es donde me siento mas segura y feliz, aquí es donde realmente nace mi amor mas grande y mi paz.

También mi México me da raíces de identidad, amor y agradecimiento, me siento orgullosa de quien soy y de donde vengo, las descendencias se quedan eso, los Abuelos llegaron aquí y yo soy Mexicana a mucho orgullo, me encanta este hermoso país que me llena de historia y de respeto.

A los 40 me reconozco tranquila y arraigada, se a donde voy y donde me quedo, en que creo y con quien estoy, se que todo puede moverse y cambiar, pero mis raíces esas ya están fijas dentro de mi corazón, es estar siempre en casa no importando lo que suceda afuera.



Publicar un comentario