sábado, 28 de marzo de 2015

¡Todo se me olvida!

¿Qué está pasando que todo lo pierdo y todo se me olvida?

Es en serio, hay ocasiones que no me acuerdo lo que hice hace diez minutos o no encuentro las cosas que traía en las manos momentos antes, realmente no es nada padre, me confieso muy distraída pero en mi defensa es medio de herencia por parte de mi adorado Padre (perdón bombón) jajaja pero si, es verdad.

Ojalá que así como pierdo las cosas, perdiera peso jejejeje.

En el fondo a muchas personas que conozco les pasa y no me siento sola en el camino, de hecho compartimos síntomas que nos hacen reír como la falta de agudeza visual o el ya generalizado dolor de espalda, es mejor tomarlo con humor y en grupo a atormentarse en forma individual. A las que se nos olvida todo somos como la hermandad de Dory, pez de la película Buscando a Nemo.

Las cosas se encuentran, los lentes se compran y con una buena pomada la espalda o rodillas según sea el caso, se alivian, así que a lo que sigue...por cierto ¿qué era? Jajaja.

Lo que si no esta padre es que si no apunto las cosas (ya se que mis hijos y una amiga que me esta leyendo se están burlando) de verdad se me olvida y que la semana no vaya a tener puente en lunes porque entonces si me confundo toda, a mi sobrina Majo, que por cierto la adoro, la dejé plantada para una cita a las doce de la mañana pensando que el martes era lunes, lo peor es que me acorde cerca de las nueve de la noche, claro que le llame y me disculpe con ella, es un encanto y me dijo que le paso lo mismo...no creo porque ella se fue a la cita, me moría de pena.

A los 40 se que me tengo que concentrar mas, no me vaya a perder de algo importante y eso si seria un descuido terrible!


Publicar un comentario